CIVITATES ORBIS TERRARUM

EL LIBRO QUE CAMBIÓ LA VISIÓN DEL MUNDO

Civitates Orbis Terrarum
David Roberts

EDICIÓN ÚNICA, LIMITADA, FIRMADA ANTE NOTARIO DE 375 EJEMPLARES. 

AÑO: 2011

 

UNA ÉPOCA RELUCIENTE DE CONOCIMIENTO

El siglo XVI en Europa estuvo dotado de la efervescencia humanística y renacentista propia de la época, tanto es así que se le llega a conocer como el siglo de los genios. Los avances, las nuevas corrientes de pensamiento, reformas y descubrimientos enmarcaron un siglo de numerosos cambios políticos, religiosos y territoriales.

Fruto de ello surgen los atlas, acuñados primero tanto en nombre como en concepto por el conocido cosmógrafo y grabador Gerardus Mercator. Sin embargo, el primero en usar dicha designación fue un amigo suyo, el también reputado Abraham Ortelius, que editó su obra un poco antes que la de Mercator y utilizó el calificativo de “atlas” para su Theatrum Orbis Terrarum por recomendación de Mercator.

Estos atlas recogían numerosos mapas del mundo, adquiriendo también un carácter enciclopédico dados los textos que los acompañaban. Algunos eran correcciones de mapas ya existentes y que precisaban ser actualizados debido a los cambios que trajeron los nuevos instrumentos de medición; otros, plasmaciones de nuevos territorios, como los del Nuevo Mundo.

Precisamente, a partir de esta obra de Ortelius es de que la nace la que aquí nos ocupa, el Civitates Orbis Terrarum.

El Atlas Civitates Orbis Terrarum como una obra de arte docta.

civitates-orbis-terrarum-mapa-bernkastel
civitates-orbis-terrarum-mapa-constantinopla

El Civitates Orbis Terrarum fue creado a partir del Theatrum Orbis Terrarum como un complemento en el que se plasmaban las ciudades más importantes del momento, y también, recoge una enorme selección de vestimentas propias de cada región, pero dado el gran entusiasmo por el que se vio envuelto, acabó siendo mucho más extenso, llegando a abarcar 6 volúmenes y editada a lo largo de 45 años, entre 1572 y 1617. Se dice que se llegaron a recibir quejas por parte de nobles y señores que echaban en falta la aparición de sus ciudades en el primer tomo y que por ello se procedió a la ampliación, que lo convirtió en la más extensa y completa colección de mapas, panorámicas y vistas de ciudades de la época, junto con un gran número de textos acompañantes.

Este atlas usa algunos mapas del propio atlas de Ortelius, y es por ello por lo que el nombre abarca parte del suyo, resultando el nombre de Civitates Orbis Terrarum. De hecho, el Civitates es también particular porque engloba el trabajo de varios cartógrafos y cosmógrafos como Sebastian Münster y sus antiguos grabados de madera, y Jacob Roelofs, para lugares específicos como los Países Bajos. Igualmente, contó con la mano de obra más selecta que Braun pudo adquirir para la elaboración de grabados y dibujos. Así pues, las manos de los artistas Simon van den Neuvel, Franz Hogenberg y Joris Hoefnagel -quien recorrió numerosos países para componer sus dibujos-, entre otros, armonizan la magnificencia de su ejecución con la propia utilidad de nuestro atlas, haciendo de él un hermoso instrumento.

civitates-orbis-terrarum-mapa-moriscos
EL GOOGLE EARTH DE LA ÉPOCA

El concepto causó sensación. Era el primer intento por representar la mayor parte de las ciudades del mundo conocido por los europeos. Y lo hacía de manera realista y fiel.

Para ello, se recurría a un moderno estilo pictórico y a la perspectiva. Y se utilizaban planos en dos dimensiones, representaciones tridimensionales y de perspectivas a vista de pájaro.

Aunque se perciba cierta heterogeneidad en las técnicas, estaba encaminada en su conjunto a ofrecer unidad. Se pretendía representar el mundo “civilizado” a través de las ciudades, enseñas de ese avance.

Civitates Orbis Terrarum, símbolo de prestigio y poder.

La fama del Civitates Orbis Terrarum fue avasalladora durante su época a consecuencia de que era en las propias ciudades donde se había concentrado la vida intelectual, económica, política y social. Además, la elaboración tan cuidada, detallada y de estilo diferente por parte de cada autor, y la original incorporación de ensayos junto a los mapas, hizo que se ampliase el abanico de posibles interesados y compradores, llegando su público a abarcar desde eclesiásticos a militares, siempre dentro de las esferas del alto poder adquisitivo. El trabajo que conllevaba realizar cada ejemplar, junto con la coloración a mano de los mapas, hizo de él un objeto de elevado coste, pero aún así se realizaron varias ediciones dada la gran demanda.

Las láminas grabadas que componen la obra, se distribuyen en los mencionados seis volúmenes, siguiendo el esquema aplicado por Ortelius, es decir, de poniente a levante, comenzando por las Islas Británicas, continuando por España y Portugal, siguiendo por Francia, los Países Bajos, Alemanias, los países escandinavos, Hungría, Polonia, Lituania y Moscovia, para regresar al sur de Europa, antes de pasar a desvelar las urbes de África, Asia y América.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

LOS MEJORES MATERIALES

Latín

Colonia, Alemania 1572 – 1617

28×38 cm

546 vitas de ciudades en más de 1000 páginas coloreadas a mano.

Artesanal en piel de cabra con gofrados de estilo plateresco.

375 ejemplares venales numerados en arábigo y 25 no venales en romanos, firmados y sellados ante notario.

Completo libro de estudios a todo color.

Civitates Orbis Terrarum antes y ahora.

Muchos son los motivos por los cuales el Atlas Civitates Orbis Terrarum es considerada la más famosa y adquirida obra, dentro de su registro, del siglo XVI como, por ejemplo, la singularidad y fidelidad con la que sus dibujos representan a las ciudades. Se intentó representarlas de forma exacta, descartando sucesos como incendios o asedios que solo atrapasen un instante en la vida de dichas ciudades, por lo que su utilidad era más luenga. Además de ofrecer una colección de hermosos paisajes y dibujos, la función que perseguían sus autores era la de ofrecer una herramienta útil. El resultado fue disponer de una maravillosa guía del mundo hasta entonces conocido.

En la actualidad, este atlas representa una ventana por la cual asomarse y adentrarse en la vida del siglo XVI. Igualmente, ha sido objeto de estudio y herramienta con la cual estudiar las ciudades que en este atlas aparecen pues, como hemos señalado, su representación de las mismas es la más acertada que se puede obtener e, incluso, en algunos casos son los primeros comentarios que se tienen documentados sobre algunas.

Ahora, desde CARTEM, queremos ofrecerle la posibilidad de adquirir este magnífico facsímil, reproducido al detalle hasta convertirlo en una edición idéntica a la original, donde podrá admirar la artesanía de los primeros artistas que lo configuraron, de mano de nuestros expertos. No pierda la oportunidad de disfrutar de esta valiosa pieza que le transportará hasta todos los rincones del mundo del siglo XVI.

seguro tambien le gusta

Si desea más información, rellene el formulario.
Consulte sobre nuestras condiciones de financiación.

logo_FEDER

FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL

UNA MANERA DE HACER EUROPA

Ediciones de Arte y Bibliofilia, S.L. ha participado en el Programa de Iniciación a la Exportación ICEX-Next, y ha contado con el apoyo de ICEX, así como con la cofinanciación de Fondos europeos FEDER, habiendo contribuido según la medida de los mismos, al crecimiento económico de esta empresa, su región y de España en su conjunto.